libro de de sueños

El Arte de Encuadernar con Telas Japonesas

1024 706 Antara

Bellas, delicadas y elegantes, las telas japonesas pasan a ser un elemento clave en la encuadernación de cuadernos y libros de viaje con personalidad propia. ¿Sueñas con abrir las páginas de un diario envuelto de las telas de antiguos kimonos repletos de historia? En ANTARA cumplimos tus deseos para que sientas el embrujo del arte del textil nipón y te conduzca a recoger tus anhelos en hojas de artículos de papelería de diseño artesanal. Acompáñanos en este artículo donde descubriremos más esta prenda tradicional, así como los detalles de la encuadernación japonesa, una cultura que convierte los detalles en auténticos tesoros.

En ANTARA sentimos una especial atracción por la cultura japonesa. Ya nos adentramos en ella de la mano del arte del origami, quedándonos sin palabras al ver cómo la combinación entre una depurada técnica en el plegado del papel y el simbolismo daban forma a todo tipo de manifestaciones artísticas, que siguen cautivando al mundo.

Bebiendo de esa magia, la encuadernación con telas japonesas requiere de un capítulo especial y será el motivo de este artículo.

Un cuaderno está repleto de páginas donde expresamos deseos, aspiraciones, problemas e incluso decepciones.

Si sus hojas son activadoras de emociones, ¿por qué no apostar por una encuadernación que sume puntos a ese diario que actúa como fiel confidente?

Nos gusta envolver los pensamientos de detalles con un significado especial. En este punto, encuadernar empleando telas japonesas procedentes de kimonos antiguos mezcla encanto, sofisticación e historia. ¿Quieres empezar a sentir esta singularidad en tu papelería?

Telas de kimono, la base de una encuadernación exclusiva

jovenes-con-kimono-japones

¿Recuerdas la película Memorias de una Geisha? En ella, su protagonista lucía increíbles kimonos, el vestido tradicional de Japón que en la cultura nipona está asociado a la celebración de eventos especiales como bodas, así como la conocida ceremonia del té.

Esta prenda se confecciona partiendo de una pieza de tela larga que se corta en distintas secciones (6 anchos de tela, 2 atrás y 4 delante), que se juntan mediante costuras rectas y verticales según el patrón del kimono.

¿Sabías que en la cultura japonesa no está bien visto tirar un kimono? Debido a esta creencia, los kimonos antiguos siempre son útiles, pasando de generación en generación.

Pero aquí no acaba la historia que hay tras esta prenda. Dado que los telares tejen telas de unos 12 metros de largo por 40 centímetros de ancho, es habitual que sobre tela tras la confección del kimono.

Lejos de tirar esos restos, la tela sobrante se emplea para otras tareas, entre las que destaca la encuadernación de libros.

No obstante, debido a la calidad de tejidos como la seda y el algodón unido al carácter artesanal de su confección, las telas procedentes de recortes de kimono o de ejemplares antiguos destacan por su elevado precio.

Sin embargo, el olfato viajero ha llevado este verano a los trotamundos de ANTARA al país del sol naciente.

Este viaje nos ha servido para potenciar nuestra creatividad, sentir la inspiración nipona y disponer de bellas telas japonesas procedentes de kimonos antiguos listas para envolver los libros, cuadernos y agendas de viaje más personales y exclusivos.

Es más, como nos gusta marcar la diferencia, nuestros ojos también se han centrado en dar un nuevo uso al «obi» o cinturón tipo fajín que sujeta el kimono alrededor del cuerpo. De este modo, daremos una vida nueva a la tela utilizada en la confección de este accesorio como material de encuadernación, un uso novedoso alejado de lo habitual.

¿Cómo son las telas empleadas en la encuadernación japonesa que tanto enamoran?

telas japonesas

Habitualmente, la seda y el algodón son los tejidos principales en la confección de los kimonos japoneses, siendo el primero de ellos seleccionado para los trajes destinados a celebraciones donde prima la elegancia y la sofisticación de forma destacada.

Con la llegada del verano, el kimono se aligera. Domina la confección en algodón, con menos capas de ropa y accesorios más ligeros, recibiendo el nombre de «yukata».

Frente a los colores lisos, el estampado es siempre el elemento común en los kimonos y yukatas japoneses. No obstante, dependiendo de la temporada, los colores de la prenda serán más o menos vivos.

Por ejemplo, en invierno los estampados muestran las flores del ume, bambú, camelia o pino, estando permitido vestir un motivo floral adelantado a la estación en la que nos encontramos.

Por su parte, en primavera dominan los estampados de sakura hasta que comienza su floración, mientras que en verano el yukata se envuelve de estampados basados en elementos como la hierba o el agua.

Finalmente, el otoño se caracteriza por el estampado geométrico de la asanoha, así como los colores cálidos propios de esa estación tales como morados o los verdes más apagados.

Como has podido comprobar, la libertad domina los estampados de las telas japonesas de sus kimonos, con dibujos y colores adaptados a la floración de sus árboles en cada temporada.

El secreto de la encuadernación japonesa desvelado por ANTARA

encuadernacion-japonesa

La encuadernación japonesa casa a la perfección con amantes de la escritura que ven en sus libretas un tesoro preciado donde vuelcan desde las primeras ideas de grandes proyectos a ocurrencias que, tal vez un día, se materialicen y sorprendan.

Desde sus orígenes, los japonenes separaban las obras en fascículos. Frente a la concepción europea basada en hojas simples, la encuadernación japonesa usa papel delgado doblado, quedando la costura por fuera.

Tradicionalmente y, siguiendo los preceptos de esta técnica, cada vez que se haga uso de una página, se debe cortar la hoja para que se pueda utilizar.

Sin embargo, en nuestros trabajos mantenemos la hoja simple dado que es el formato de encuadernación con el que el usuario está familiarizado.

Además, en ANTARA confeccionamos estos cuadernos con papeles japoneses como el chiyogami, elaborado con fibras de Kozo largas y flexibles, cuyas serigrafías están hechas a mano.

Otro tipo de papel es conocido como katazome, una técnica artesanal donde se emplea pasta de harina de arroz, logrando una textura especial similar a la tela.

papeles-japoneses-encuadernar

ANTARA crea cubiertas duras en sus encuadernaciones, cubriéndolas con las telas de kimono japonés. Es importante que los agujeros que realicemos tanto en las cubiertas como en las hojas interiores queden en el mismo lugar, para que al hacer el cosido quede perfecto.

Una vez marcados y troquelados los agujeros, unimos las hojas. En la cultura occidental el tradicional papel retorcido empleado en Japón se ha sustituido por cuerdas, cordeles de algodón, hilo de parafina, cordones e incluso cintas.

Asimismo, entre todos los tipos de cosido japonés la técnica más utilizada es el Yotsume Toji, conocida también como cuatro hojas, ya que habitualmente se hace con cuatro agujeros. No obstante, se pueden hacer más puntadas si con ello se consigue un resultado más vistoso, costuras más juntas y mayor sujeción en las hojas.

El resultado final es tan bello como el obtenido en este libro de de sueños:

Libro-de-suenos

¿Imaginas contar con tu propio cuaderno encuadernado con telas japonesas? Hazlo realidad hoy mismo para volcar tus deseos más profundos en sus páginas.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar