¿Cuesta de septiembre superada?

septiembre

Septiembre ya se está acabando. Probablemente sea uno de los meses más movidos de todo el año. Vuelves de las vacaciones, con la mente en la olas y el alma en la hamaca. Toca volver a trabajar y llevar a los niños al cole. En definitiva, nos toca volver a poner tu rutina en orden.

Cada vez sois más los que me contáis que habéis optado por retrasar vuestras vacaciones al mes de septiembre. ¡No puede parecerme mejor esta idea! Se os pasará el mes volando y mientras todo el mundo se asienta, vosotros seguís volando de lado a lado para que, cuando todo se haya centrado, volváis vosotros con una paz innegable y más ganas de trabajar que nunca.

Viajar es mi pasión

Tal como os conté en nuestro anterior post, este verano tuve la suerte de irme a Corea del Sur durante el mes de agosto. ¿Y sabéis qué? Ya estoy buscando y organizando mi próximo destino. No sé que sería de mi sin viajar. Sin descubrir año a año nuevas culturas y nuevos países. Si bien todo lo que creamos en Antara tiene mucha influencia de la cultura japonesa, en cada viaje que realizo descubro nuevas formas de crear papelería cada vez más bonita, más trabajada y más creativa.

Este mes de septiembre, con la preparación de la nueva colección, estoy descubriendo lo infinito que es este mundo y lo fácil que lo hacéis cada vez que hablamos para crear vuestros productos a medida. Estoy haciendo desde agendas anuales hasta agendas enfocadas a artistas que buscan plasmar sus bocetos en nuestros papeles específicos para carboncillo. También me estoy topando con muchos escritores que buscáis guardar en vuestra Antara los mismos secretos e historias que guardo yo con mis aventuras de Lord Waugsbury.

A pesar de tanto ensueño…

Si has llegado hasta aquí es que has conseguido superar la cuesta de septiembre, que no por menos sonada que la de enero, deja de ser importante. Sabéis que otra cosa no, pero la organización es una premisa de nuestra marca. Creemos que saber afrontar y gestionar estos meses de mayor caos y gasto es fundamental para poder sobrevivir y no morir en el intento. Además de aconsejaros como principal punto de apoyo el anotar todas aquellas tareas del día a día, hoy voy a atreverme a daros unos pequeños consejos que a mí me son súper útiles en estos meses.

El primer paso que tendrás que hacer es marcarte un presupuesto realista (no importa si luego no se corresponde con la realidad). La idea es ceñirnos lo máximo posible para que, pasado un tiempo, aprendamos a ajustarnos a él. Una vez marcado, lo más importante es obviar cualquier tipo de gasto innecesario. Debemos tratar de acostumbrarnos a pagar a plazos. Sobre todo genérate nuevos hábitos. Por ejemplo reducir comer fuera de casa (aunque nos cueste). Otra opción puede ser en vez de pagar por un gimnasio, sal a correr o caminar media hora al día. Esta última opción a mi no solo me funciona para ahorrar sino como sabéis es una de las formas que más me ayuda a inspirarme para escribir y liberar la mente. Ese paseo diario te dará tranquilidad, inspiración, un toque de creatividad y además, ahorrando. ¡No puede haber una opción mejor!

Espero que estos pequeños consejos para afrontar el mes de septiembre a partir de ahora os sirvan para todas aquellas veces que necesitéis organizaros y tener una estrategia de futuro sin miedo a lo que tenga que venir.

¡La cuesta de septiembre estará más que superada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *